Una cosa es el vino y otra cosa es el amor
Pero si juntas las dos, nace el amor por el vino
                                  CELTAS CORTOS

Tierra

 

Para Quinta las Velas ilusión y esperanza son palabras ligadas íntimamente a un proyecto y un territorio en el que incipientes bodegas y viñedos compiten con terrenos abruptos en los que la esencia quebrada de sus ríos, montañas y valles sigue dominando atávicamente el paisaje de las Arribes del Águeda.

 

La corriente del río en su afán por ganar el Duero, serpentea, se remansa o se enfurece, rasgando el paisaje y dejando a la vista de todos los angostos cortados que muestran los molares del mundo.

 

En sus laderas, orientadas a mediodía, el cauce incansable y ancestral ha conformado terrenos pizarrosos, de mineral blando, veteado y bruscamente fracturado, que da cobijo en su regazo a las raíces de las cepas que con facilidad se abren paso y aportan a la planta los nutrientes que configuran la complejidad de la uva.

 

La viña
Trabajando la viña Arribes del Águeda La viña
Todos los derechos reservados. © Bodega QUINTA LAS VELAS